Reflexión sobre la mediación familiar

¿Mediación familiar o proceso judicial?

El divorcio se ha modernizado, ha evolucionado y se ha venido adaptando a la nueva conciencia parental sobre la protección del interés superior de los menores, desde el punto de vista de su cuidado y atención de las necesidades de los hijos ante la nueva etapa familiar tras la ruptura.

La forma tradicional de afrontar la ruptura matrimonial o de pareja de hecho está siendo superada por la realidad social que demanda un divorcio sin traumas, más respetuoso con los miembros de la familia, con el menor coste emocional y económico y basado en la satisfacción duradera de los acuerdos alcanzados sin ser impuestos por terceras personas que intervengan en el proceso tales como abogados, jueces o fiscales. En definitiva, una alternativa al pleito mucho mas ventajosa para todas las partes implicadas.

Esta nueva filosofía de afrontar la ruptura de la pareja con hijos se lleva a cabo a través de la mediación familiar, que consiste en devolver a las partes la gestión de sus vidas y facilitarles herramientas para resolver y gestionar por sí mismos, con ayuda de un mediador neutral, los conflictos posruptura. Como dice la Ley de Mediación 5/2012, de 6 de julio, en su artículo 1, “Se entiende por mediación aquel medio de solución de controversias, cualquiera que sea su denominación, en que dos o más partes intentan voluntariamente alcanzar por sí mismas un acuerdo con la intervención de un mediador”

El bienestar del menor

Por todos es sabido que, en una pareja con hijos, éstos son los principales sufridores en los procesos de separación o divorcio. Por ello, se han creado convenios internacionales y leyes estatales cuyo fin es proteger al menor cuando a los padres se les olvida proporcionales ciertas garantías; La Convención de Derechos del niño, La Carta Europea de los derechos del niño, la Constitución Española o la ley Orgánica 1/1996 de 15 de enero, son ejemplo de ello.

Sabemos además, que nadie está más capacitado para querer y proteger a sus hijos que los propios padres. Quien mejor que mamá o papá van a velar por el bienestar de sus hijos durante el matrimonio y después del mismo. ¿Por qué este interés parental ha de cambiar con el divorcio o la separación? Nosotros entendemos que no, que por encima de todo, los recelos y conflictos que surgen tras la ruptura, ha de prevalecer el interés superior del menor. Precisamente lo que se consigue acudiendo a mediación familiar es elaborar y consensuar acuerdos equitativos, estables y duraderos que eviten y contribuyan a resolver los conflictos existentes o ya iniciados para que los hijos sigan teniendo unos padres que se comparten como tales.

Equipo especializado en mediación familiar

En Family Consulting contamos con un equipo multidisciplinar de alta cualificación y experiencia, especializado en mediación familiar. Ayudamos a los padres a resolver y prevenir los conflictos que existan o puedan surgir en los procesos de separación o divorcio, para alcanzar acuerdos en asuntos tales como custodia, régimen de visitas, pensión por alimentos, pensión compensatoria o uso de la vivienda familiar. Son frecuentes la falta de entendimiento o diálogo entre las partes a la hora de alcanzar acuerdos en estos temas que afectan directamente al bienestar de los hijos.

Acudiendo a la mediación familiar, las partes implicadas en el proceso de ruptura estarán favoreciendo que, los menores que se vean inmersos en estos procesos, los hagan con menos traumas y problemas, consiguiendo de este modo el mayor bienestar para menores, ya que la familia sigue siendo el elemento fundamental en el desarrollo biológico, social y psíquico de nuestro hijos e hijas. (Prólogo LEY 1/2009, de 27 de febrero, reguladora de la Mediación Familiar en la Comunidad Autónoma de Andalucía).

La esencia de Family Consulting es la apuesta por la mediación familiar por eso de forma previa a iniciar un proceso judicial siempre os invitamos a una sesión informativa con la coordinadora del área jurídica, en dicha sesión os informará sobre que es la mediación familiar, en qué consiste, cómo puede ayudaros… y sin compromiso, podréis decidir si voluntariamente si os interesa. En caso contrario, ponemos a vuestra disposición todo un equipo multidisciplinar para planificar vuestro divorcio con el mínimo coste emocional y económico, garantizado siempre por encima de todo el interés del menor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *